Principio de incendio en una vivienda céntrica

Los bomberos tuvieron problemas para llegar a la vivienda céntrica debido a la multitud que ocupaba las veredas y calles.

Vecinos asistieron a la dueña de la casa. (Foto gentileza 03442)

En la previa de la llegada de Mauricio Macri a Concepción del Uruguay, poco antes del mediodía de ayer, se registró un incendio en una vivienda del centro de la ciudad, lo que generó una situación importante de desconcierto. Según trascendió, el origen del fuego se dio por un inconveniente eléctrico.

Mientras los comerciantes y vecinos que habitan sobre calle 9 de Julio estaban en las veredas a la espera de que pase el jefe de estado, se empezó a escuchar el ruido de unas sirenas. Debido a que la expectativa era ver el traslado de la comitiva presidencial, los conductores que circulaban por la principal arteria de la ciudad no se percataron de a gravedad de lo que estaba ocurriendo.

El camión de los bomberos pretendía llegar a la vivienda afectada por las llamas en calle Sarmiento 628, atravesando la plaza General Ramírez, pero todo se complicó. La gran cantidad de personas y de vehículos, impidieron que la unidad bomberil continúe su camino. Pese a que las sirenas sonaban fuerte y los presentes ya se habían dado cuenta de que no formaban parte de la comitiva presidencial, nadie podía hacer nada ya que no existía espacio físico para dar lugar al camión.

La situación se complicó sobre calle 9 de julio, entre Alem y España, frente al edificio donde funcionaba la Escuela de Música local. Allí, el camión detuvo su marcha por completo, sin poder reaccionar para ninguno de los cuatro costados. Los autos que llegaban a la esquina de 9 de julio y Alem doblaban a la derecha y no permitían que los de adelante retrocedan para que también lo pueda hacer el camión de los bomberos.

Las sirenas sonaban cada vez más fuerte y la incertidumbre era cada vez mayor, ya que no se sentía el olor a quemado y tampoco de visualizaba humo.

Finalmente el camión de los bomberos pudo salir del lugar, gracias a las personas que se organizaron y a los vehículos que empezaron a circular de manera tal que permitieron avanzar al camión.

Una vez que llegaron a la vivienda, pese a haber perdido tiempo en el embotellamiento producido por la marcha “Sí se puede”, los bomberos combatieron las llamas y enfriaron la edificación. Una vez terminado el trabajo, se pudo constatar que no hubo que lamentar víctimas fatales ni heridos de gravedad, salvo la atención que los vecinos le brindaron a la dueña de casa que estaba envuelta en un ataque de nervios.

Por último, cabe reflexionar sobre la logística que se debe aplicar cuando la plaza Ramírez alberga un evento como el de ayer con tanta gente. Resulta extraño el camino que tomaron los bomberos, ya que era de público conocimiento que desde muy temprano la plaza estaba invadida por militantes que habían llegado desde diferentes puntos de la provincia para el acto oficial.

Informó La calle

Compartir