Tres Arroyos expondrá sus avances y profesionalismo

Se creía que el consumo de pollo había llegado a un techo y hoy está demostrado que no es así, ya que continúa creciendo y mutando de manera diversificada.

La firma está permanentemente atenta a las nuevas tendencias dentro de la industria avícola.

La producción periodista de la mañana de Radio Animal contactó a Emiliano González, ingeniero de Tres Arroyos, para conocer detalles de las actividades que realizará la firma en el marco de la Expo Concepción 2019, que se desarrollará del 11 al 13 de octubre en los galpones del puerto. El entrevistado también respondió sobre la actualidad del sector avícola y las nuevas tendencias comerciales del sector.   

¿Cuál es el panorama actual de la actividad?

La avicultura es uno de los motores de la región, debido a que estamos en el corazón de esta actividad a nivel país. Tenemos que destacar a Entre Ríos, ya que representa más del cincuenta por ciento de la actividad nacional. Debido a esto, la idea es estar con Granja Tres Arroyos en la expo para mostrarle un poco a la gente de qué se trata esta actividad.

¿Cómo será la propuesta de ustedes para esta edición?

La intención es brindar a los ciudadanos un espacio donde puedan conocer un poco las labores de la granja, cómo es la crianza del pollo y cuál es el proceso que llevamos adelante. Somos pioneros en esta industria, pero al ser todo tan dinámico van cambiando día a día. Está bueno mostrar el uso de la tecnología, los procesos, las automatizaciones que estamos usando en la actualidad y demás; ya que muchos pueden no estar en conocimiento y no se ve a diario en cualquier lugar.

El año pasado fueron unas de las principales atracciones para los más chicos…

Sí. Generalmente llevamos pollitos dentro del galponcito en escala, que simula un poco el funcionamiento real con todos los sistemas de comedero y bebedero controlados. Además, este año vamos a lanzar una aplicación para ver todo nuestro proceso.

¿Cómo está la actividad del sector en medio de la economía actual del país?

Todo lo referente a exportación sigue empujando bastante y se siguen buscando nuevos destinos, ya que hoy por hoy el negocio de la avicultura está pasando por ahí.

¿Cuáles son los cortes que se exportan a Asia?

Son un poco extraños para el consumo local, ya que suelen comprarnos todo lo que es garra, los cortes más chicos de las alitas (para el mercado chino en particular) y otras partes del pollo que acá no se le dan importancia.

En los últimos años se vio una marcada tendencia en la disminución del consumo de carne vacuna y un incremento del consumo de pollo ¿Hicieron algún análisis sobre esto que ocurre en el mercado interno?

Sí. El mercado cambia constantemente y eso lo podemos reflejar en el cerdo, que es una carne que se viene produciendo desde hace algunos años y hoy está muy metida en la dieta de los argentinos. En cuando al consumo de pollo, se creía que se había llegado a un techo y hoy está demostrado que no es así ya que continúa creciendo. La gente también se va acostumbrando de a poco a los prefritos, otro de los productos que serán una de nuestras atracciones en la expo que se avecina.

¿Cuáles son los cambios más evidentes en este mercado?

La actividad comercial del sector está pasando por una etapa donde se intenta acostumbrar al consumidor a comprar productos trozados y congelados. Antes se consumía el pollo entero, pero ahora se compra la pieza del animal que más le gusta al consumidor. Esta fragmentación del consumo colabora mucho desde el punto de vista bromatológico, ya que se descongela sólo la parte trozada que se va a consumir y el resto se puede guardar tranquilamente. Es evidente que el cambio en los hábitos de consumo llevó a una mejor comercialización del producto.

¿Cuántas persona trabajan de manera directa o indirecta gracias a las actividades desarrolladas por Tres Arroyos en Entre Ríos?

No te sabría decir a nivel provincial, pero sólo en Concepción del Uruguay somos más de mil empleados de manera directa. Indirectamente es un número imposible de estimar debido a las prestaciones que nos brindan desde diferentes sectores. Además, la empresa a nivel local genera trabajo en los diferentes sectores de granja de hasta 70 kilómetros, cuando antes la distancia se acotaba hasta 40 kilómetros.

Por Matías Dalmazzo

Compartir