El salario mínimo sube un 35% y pasa a $ 16.870

Lo declaró el Gobierno unilateralmente y por lo bajo aseguran que es una medida electoral. Serían en tres cuotas: en agosto, 12%, después de 10% en septiembre y 13% en octubre. 

Desde el Ministerio de Producción y Trabajo se atribuyen la medida.

El salario mínimo vital y móvil aumentará 35% luego de que el Gobierno así lo determinase en reunión del Consejo del Salario donde no se llegó a un acuerdo entre las partes.

La suba será en tres cuotas a repartirse de la siguiente manera: 12% en agosto, 10% en septiembre y 13% en octubre. De esta manera, el salario mínimo vital y móvil pasará de $ 12.500 a $16.875 en octubre.

“Ante la falta de un acuerdo, el Ministerio de Producción y Trabajo resolvió elevar a través de un laudo la pauta del mínimo salarial que debe percibir un trabajador soltero, sin hijos, mensualizado, que cumple la jornada legal completa de trabajo; a $16.875, lo que equivale a un aumento del 35%”, precisó la secretaría de Trabajo a través de un comunicado.

Estas subas – precisaron desde la secretaría – alcanzarán a los trabajadores que no se encuentran encuadrados dentro de convenios colectivos, a los beneficiarios de las prestaciones por desempleo y a parte de los beneficiarios de los programas del Ministerio de Salud y Desarrollo Social.

La medida impacta directamente en el salario básico docente, que trepa de este modo a $ 20.250, ya que a partir del decreto 52/2018 deben encontrarse un 20% por encima del salario mínimo fijado por el Consejo.

A su vez, de acuerdo a lo dispuesto por la ley de movilidad jubilatoria, el aumento del salario mínimo vital y móvil asegura para los jubilados que el haber no será inferior al 82% de este.

La reunión se realizó en la sede de la cartera de Trabajo en la Avenida Leandro N. Alem hasta donde llegaron funcionarios, sindicalistas y empresarios.

Los sindicalistas reclamaban llevar el haber a la misma cifra que la canasta básica, es decir $ 31.000, lo que implicaría un aumento de más del 140%.

Los gremialistas reclamaban llevar el haber a la misma cifra que la canasta básica, es decir $ 31.000, lo que implicaría un aumento de más del 140%. En tanto, los empresarios habían ofrecido una suba de 30%.

Los representantes de la CGT abandonaron el lugar en medio de reproches y reclamos al Gobierno por haber tomado la decisión de forma unilateral por tercer año consecutivo. Le reclaman a las autoridades nacionales que la medida no alcanza para cubrir las necesidades de los sectores más vulnerables que son aquellos que perciben el salario mínimo.

«Las partes acordaron realizar un seguimiento de la situación en los próximos meses, y volverán a reunirse en caso de considerarlo necesario», indicó el Gobierno.

Estuvieron presentes Daniel Funes de Rioja (UIA), Julio Cordero (UIA), Juan José Etala (UIA), Horacio Martinez (UIA), Pedro Etcheverry (CAC), Jorge Hulton (CAMARCO), Abel Guerrieri (SRA), Paulo Ares (CONINAGRO), Adelmo Gabbi (Bolsa de Comercio), Jaime Campos (AEA), Pedro Cascales (CAME), Ricardo Guell (UIA), Juan Rinaldi (ADEBA), Verónica Sanchez (FEHGRA), Carlos Acuña (CGT), Héctor Daer (CGT), Sergio Romero (CGT), Andrés Rodriguez (CGT), Ariel Coria (CGT), José Luis Lingeri (CGT), Rodolfo Daer (CGT), Antonio Caló (CGT), Noé Ruiz (CGT), Abel Frutos (CGT), Armando Cavalieri (CGT), Ricardo Peidro (CTA), Edgardo Llano (CTA), Hugo Benitez (CGT), Daniel Dominguez (CGT) y Julio Piumato (CGT).

Compartir
CategoríasSin categoría